Vuelven a volar los «Pumas» de la pesadilla chilena de la Epoca de Pinochet


En estas circunstancias, las fuerzas armadas chilenas trajeron a la actualidad, quizá lo más humillante: un helicóptero Puma, volaba a baja altura,imagen similar a las amargamente recordadas por los chilenos

La Plaza Italia, en pleno Santiago de Chile, hierve por la ira de miles de manifestantes que protestan pacíficamente contra las medidas económicas del Gobierno de Sebastián Piñera, mientras los carabineros reprimen violentamente y algunos heridos exhibían el impacto de balas de goma contra su cuerpo. Ya se reportan más de 15 muertos.
En estas circunstancias, las fuerzas armadas chilenas trajeron a la actualidad, quizá lo más humillante: un helicóptero Puma, volaba a baja altura, imagen similar a las amargamente recordadas por los chilenos.
En esos helicópteros, durante los años de la dictadura de Pinochet, fueron secuestrados y desaparecidos muchos jóvenes de los que nunca se supo su paradero o se conoció con posterioridad que fueron asesinados y luego lanzados al mar.
Fueron los protagonistas de «los vuelos de la muerte», que ahora, como una cruel pesadilla, retumban con sus aspas en los oídos del pueblo movilizado en las calles y plazas.
Respecto a los tristemente célebres helicópteros Puma, el sitio web El Mostrador de Santiago de Chile, cita ejemplos como el siguiente: «después de que el doctor Osvaldo Pinchetti o la auxiliar de enfermería Gladys Calderón se encargaban de inyectarles una dosis mortal de cianuro, quemaban los rostros y partes distintivas de los detenidos; se ensacaban para luego ser trasladados a las minas de cal de Lonquén o lanzados al mar».
Y continúa la tétrica descripción: «Todos los vuelos quedaban registrados. La preparación fue la misma que la dina utilizó cada vez que hizo desaparecer los cadáveres. Los envolvieron con sacos paperos, les amarraron con alambre un trozo de riel al cuerpo, volvieron a ponerlos en sacos –que ataron con más alambre– y los transportaron en camionetas hasta el lugar donde esperaba el helicóptero. Estos despegaban con su carga, enfilaban hacia la costa de la v Región y se internaban mar adentro para soltar su carga».
Entre 400 y 500 fueron los cuerpos lanzados al mar en estas operaciones realizadas principalmente entre 1974 y 1978, aunque también ocurrieron en las últimas semanas de 1973.
Mientras el recuerdo trae a la actualidad aquellos hechos que caracterizaron a la dictadura militar chilena de Augusto Pinochet, los indignados manifestantes en la Plaza Italia, de Santiago, miran con desprecio aquel Puma que vuelve a volar sobre ellos, en un verdadero desafío a la dignidad humana… en otros tiempos y con otro presidente en Chile.




Fuente: Granma/FB.

Share on Google Plus

About El caminante

0 comentarios:

Publicar un comentario