USA: El polémico movimiento “Antifa” contra supremacistas

La organización contra el facismo crece en EEUU, incluso ya forma una red

Grupos de "Alt-Left" y "Antifa" frente a miembros de grupos "Alf-Right" o extrema derecha.



NUEVA YORK – Cuando el presidente Donald Trump habló sobre los hechos violentos en Charlottesville, Virginia, se refirió a grupos “Alt-Left” (izquierda alternativa) y “Alt-Right”(derecha alternativa), pero había un grupo al que no se refirió, muy cercano al primero, el “Antifa” (antifacista).
Ese movimiento no es nuevo en los Estados Unidos, pero con la llegada del presidente Trump, su presencia ha sido una constante en grandes movilizaciones contra el mandatario y contra grupos supremacistas, del Ku Klux Klan y neonazis. Su relación con “Alt-Left” no está muy clara, aunque pareciera lo mismo.
Mark Pitcavage, un analista de la Liga Antidifamación,  que clasifica a grupos extremistas, le dijo a The New York Times, que no había algo llamado como tal, al menos no identificados.
El origen de la ideología “Antifa” o “Antifacista”, que tiene una red llamada “Torch Antifa”, se remonta a los años treinta, para enfrentar el creciente fascismo en Europa, según documentó The Economist, pero sus miembros reconocen que su organización en EEUU se hizo formal en 2013, en Lafayyette, Indianapolis, “debido a los cambios en el clima político actual, así como a nuestro propio desarrollo político, ha evolucionado nuestra comprensión de lo que es el fascismo y cómo se relaciona con otras entidades políticas como la clase obrera, el capital y el Estado“.
Una de sus últimas participaciones fue en Charlottesville, Virginia, donde protagonizaron enfrentamiento con los grupos de extrema derecha o “Alt-Righ”, que derivó en la muerte de Heather Heyer.
Los “Antifa” están en contra del racismo, sexismo, nativismo, antisemitismo, islamofobia, homofobia, transfobia y la discriminación a los discapacitados, pero sus acciones han sido cuestionadas por considerarse que la violencia es una forma de defender sus valores, como incluso lo demuestran imágnes de NYC Antifa publicadas en su sitio web.
Sólo la “Torch Antifa” tiene 14 células, como en Atlanta, California, Florida, Filadelfia, Illinois, Texas, entre otras, además de que hay movimientos que no necesariamente pertenecen a esa red (aunque están en contacto con ésta), como en Nueva York y el área de Washington D.C., como lo demostraron el día de la toma de posesión del presidente Trump, cuando hubo manifestaciones violentas en la ciudad.
Estos grupos protagonizaron enfrentamientos con la Policía el 20 de enero, en Washington. / FOTO: ZACH GIBSON/AFP/Getty Images
Son cuatro los principios que defienden:
  1. Enfrentar la organización y la actividad fascista y de extrema derecha.
  2. No confíar en la Policía, al considerar que no pueden hacer este trabajo, ya que creen que los policías defienden la supremacía blanca y el status quo. “Nos atacan a nosotros”, dicen.
  3. Oponerse a toda forma que consideran “de opresión y explotación… Queremos una sociedad sin clases y libre“.
  4. Responsabilizarse personal y colectivamente de sus ideales y valores.
  5. Ser solidarios con grupos similares, aunque no pertenezcan a sus redes. “Un ataque a uno es un ataque a todos”.
En sus redes sociales publican las acciones que realizan, como esta manifestación de solidaridad por Charlottesville.
Cuando el presidente  Trump habló de los hechos en Charlottesville, se refirió a “Alt-left”, asegurando que tanto sus miembros, como los supremacistas “tuvieron la culpa” de lo que ocurrió.
A la polémica sobre este tipo de organizaciones se suma una petición a la Casa Blanca para que reconozca al movimiento como una organización terrorista, que ya suma casi 250,000 firmas, es decir, ya rebasó las 100,000 mínimas para que el gobierno federal acepte responder a la solicitud.
“El terrorimos es definido como ‘uso de la violencia y la intimidación para perseguir fines políticos’. Esta definición es la misma definición usada para declarar a ISIS y a otros grupos, como organizaciones terroristas. Antifa se ha ganado ese título, debido a sus acciones violentas en múltiples ciudades y a su incluencia en la muerte de varios policías en los Estados Unidos. Es el momento para el Pentagono ser consistente con sus acciones, y así como ellos declararon correctamente a ISIS como grupo terrorista, deben deblarar a Antifa como grupo terrorista, con base en los principios de integridad, moralidad y seguridad”, se justifica en la petición creada el 17 de agosto por M.A.
Hasta el momento, la Casa Blanca no ha respondido a ninguna de las peticiones que se han realizado en la plataforma “We the People”, incluso se solicitó formalmente un reporte de las respuestas, pero no se respondió a la petición hecha hace ya varias semanas.
El Diario/FB


Share on Google Plus

About El caminante

0 comentarios:

Publicar un comentario