La Casa Blanca desarma reglas destinadas a fomentar la igualdad salarial

Donald Trump está dando marcha atrás en muchas de las reglas aprobadas por Barack Obama y criticadas por las empresas./Archivo


La Casa Blanca sigue desmantelando normas puestas en marcha por la Administración de Barack Obama. Según informaba The Wall Street Journalla regulación que requería a empresas de más de 100 empleados informar de los salarios que abonan según género, raza y etnia ya no va a entrar en vigor en primavera, como estaba previsto, y su aplicación queda paralizada.
Esta regulación, que obligaba a las empresas a dar estos datos a la Comisión e Igualdad de Oportunidades en el Empleo para prevenir la discriminación, ha sido criticada por las empresasdesde que fue anunciada. El Journal citaba ayer a la administadora de la Oficina de Información y Asuntos Regulatorios, Neomi Rao, afirmando que esta regla es “enormemente gravosa”.
Pese a que el objetivo de esta norma es obtener datos y hacer seguimiento de ellos, desde esta oficina explicaron que no creían que esa información ayudara a obtener información sobre discriminación en el trabajo y los salarios.
Ivanka Trump, la hija y asesora del presidente, quien dice abogar por la igualdad de salarios, está de acuerdo con ese punto de vista de la Administración.
La desigualdad salarial afecta negativamente a las mujeres, más en los últimos años de carrera y a las minorías.
El Gobernador de NY fue uno de los que reaccionó a la noticia. Andrew Cuomo resaltó en su cuenta de Twitter la importancia dela igualdad salarial y explicó que por eso “NYS requiere que se informe de los salarios según género a los contratistas con el estado”.
La transparencia en los salarios ha tenido efectos en muchas negociaciones laborales y algunas empresas la han puesto en marcha  de forma interna para conocer hasta qué punto se estaba disciminando a unos empleados frente a otros.
Marc Benioff, el presidente de Salesforce.com, fue uno de los que hizo el análisis en su empresa y terminó elevando el sueldo de las mujeres para hacerlo similar al de los hombres. Algunas consultoras también han hecho este ejercicio y han llegado a conclusiones como que las mujeres no suelen llegar a altas posiciones en las empresas, algo que es evidente en muchas firmas tras una simple observación.
Esta no es la única norma que afecta a trabajadores que no ve la luz del día en la Administración de Donald Trump. El Departamento de Trabajo también ha conseguido retrasar hasta julio de 2019 la puesta en vigor de la llamada fiduciary rule. Esta norma, que ya tendría que estar operativa pese a la poco que gustaba a las firmas de inversión y en general a Wall Street, obligaba a que los asesores financieros que diseñan planes de pensiones trabajen en el mejor interés de sus clientes y no de las firmas que representan.
Antes que esto se han dejado también sin aplicar normativas de seguridad en el trabajo y se acaba de borrar de un lugar prominetne de la página de OSHA, el listado de los trabajadores fallecidos en el trabajo, incluida la cusa de muerte. Ahora, este listado está en una página interna y no incluye incidentes si la empresa no tenía una citación.
ElDiario/FB
Share on Google Plus

About El caminante

0 comentarios:

Publicar un comentario