Denuncian abusos contra dominicanos en cárceles y centros de detención

El programa de visitas a los reclusos ha documentado 20 denuncias de violaciones a derechos humanos y ha logrado frenar 17 deportaciones de presos



El consul dominicano en Nueva York, Carlos Castillo, habla con una de las dominicanas denunció haber sido violada.



Desde hace ocho meses, el Consulado de República Dominicana en Nueva York ha intensificado el programa de visitas a connacionales que se encuentran privados de la libertad en cárceles locales, penitenciarías federales y centros de detención de Inmigración, y ha evidenciado más de 20 casos de internos que han sido víctima de violaciones a sus derechos humanos.
Así lo denunció el cónsul de ese país en la Gran Manzana, Carlos Castillo, al comentar que una de las prioridades de su gestión junto a un equipo de seis abogados y una decena de funcionarios y voluntarios, ha sido visitar cada 15 días diferentes cárceles para conocer la situación de los reclusos dominicanos, que se estima están entre 8,000 y 20,000 no solo en Nueva York y Nueva Jersey, sino también en Connecticut y Pensilvania. Además, el consulado ha identificado a 1,734 connacionales en centros de detención de ICE y está adelantando un censo para tener el dato exacto en otras prisiones.
“En varias cárceles sí ha habido vejación de derechos, inclusive en los mismos centros de detención de personas que son deportadas, han sufrido de maltratos”, denunció el funcionario dominicano. “Les pedimos a los presos o a quienes sepan algo que nos lo notifiqueninmediatamente para poder llegar a dar la asistencia necesaria, ya que sabemos de casos de vejación, abuso sexual, aislamiento, violaciones de correspondencia y otra serie de violaciones a sus derechos, como dos quejas de cuestiones de salud que recibimos, pero que tan pronto las notificamos a los centros penitenciarios dieron la cara y los trasladaron a un hospital a darle tratamiento”.
Castillo recalcó que su oficina está tomando con mucha seriedad la protección a los derechos humanos de los dominicanos detenidos y por ello activó la línea especial (212 768-2480 ext 1004)que funciona 24 horas, los 7 días a la semana para hacer las denuncias.
“Estamos muy pendientes en el Departamento de Atención al Ciudadano de cualquier denuncia que llegue para nosotros informársela al Departamento de Estado inmediatamente o a las autoridades correspondientes para tener luz verde y poder ir a las penitenciarías, porque es una burocracia que mantienen aquí muy estricta, principalmente en los centros de detención”, comentó el consul, quien a pesar de ello manifestó que ante las quejas ha habido buena receptividad de los diferentes estamentos responsables de los internos.

Casos de violación sexual

“Sería injusto decir que las autoridades penitenciarias no nos han ayudado cuando se enteran de los casos. En muchos casos han sido muy flexibles con nosotros y nos han facilitado el trabajo”, dijo Castillo, quien destacó el reciente caso de tres mujeres dominicanas que denunciaron haber sido víctima de abuso sexual por parte de guardias del Metropolitan Detention Center, de Brooklyn. El abogado evitó que fueran deportadas.
“El caso de las dominicanas que fueron violadas pudo ser denunciado, gracias a Dios porque esa denuncia llegó aquí. Una de ellas nos lo comunicó y de inmediato le dimos seguimiento y empezamos a trabajar con el departamento legal nuestro y con los abogados que estaban haciendo la defensoría de estas mujeres”, destacó el diplomático. “Ellas fueron víctima de atropellos y violencia sexual en este centro de detención y hoy se encuentran en libertad bajo fianza, esperando un juicio de fondo con los implicados. Espero que el Estado responda, porque solamente ellos son responsables de los empleados del mismo Estado”, agregó Castillo advirtiendo que otro de los logros de esa labor ha sido frenar casos de dominicanos que estaban a punto de ser deportados.
“Cuando ICE nos pasaba el informe reportándonos a la gente solo nos daba un número y un nombre, pero no veíamos los expedientes, entonces empezamos a trabajar con el departamento legal e hicimos acuerdos con firmas de abogados probono para que tomaran casos apelables y gracias a Dios ya hemos salvado 17 casos que estaban listos ya para ser deportados y hoy se encuentran en sus casas. Son mil y pico de expedientes más que tenemos, es un trabajo arduo, pero seguimos”, dijo..
El consul mencionó también que con aquellos dominicanos que no desean permanecer en Estados Unidos y que en muchas ocasiones permanecían meses encerrados en un centro de detención a la espera de ser repatriados, están buscando la manera de acelerar su regreso.
El diplomático, quien también es presidente de la Coalición Latinoamericana de Cónsules en Nueva York (CLACNY) anunció que la labor que están haciendo los funcionarios dominicanos va a extenderse de manera conjunta con otros consules hispanos y destacó la labor de voluntariado que han hecho en ese proceso figuras como la actriz dominicana Dasha Polanco, de la serie “Orange is the New Black”.
“Ella ha ido con nosotros a acompañarnos y ha sido una portavoz de esto defendiendo los derechos de los detenidos dominicanos, porque son seres humanos y tenemos que velar por la protección e integridad de sus derechos, como es el mandato de la carta magna dominicana y la Comision de Viena”, acotó el dominicano.

Consul de la Republica Dominicana en Nueva York, Carlos Castillo durante una entrevista en su despacho.
Consul de la Republica Dominicana en Nueva York, Carlos Castillo durante una entrevista en su despacho.

Cero tolerancia de la Ciudad
Peter Thorne, vocero del Departamento de Correccionales de Nueva York, aseguró que los centros carcelarios de la Ciudad no permiten la violación de los derechos humanos ni el abuso de los reclusos, y destacó que quienes sean víctima en los penales pueden denunciar bajo protocolos de protección.
“El Departamento de Correccionales tiene una política de cero tolerancia con respecto al abuso sexual, y no hay lugar en el DOC para el maltrato de cualquier preso”, aseguró el funcionario. “El DOC tiene múltiples métodos confidenciales para denunciar abuso y acoso sexual para las personas bajo su custodia, y ha anunciado públicamente estos métodos en todas las instalaciones”.
Y como parte de sus acciones para combatir los abusos en las cárceles, el DOC trabaja en el cumplimiento del Acta de Eliminación de la Violación en Prisiones (PREA) con una inversión de $1.2 millón, mantiene entrenamientos básico a sus 2,000 guardianes y 80 miembros de la División de Investigaciones, al igual que entrenamiento especializado sobre abuso sexual a otros 140 investigadores.
Asimismo, desde 2015, el Departamento de Correccionales ofrece a los reclusos métodos confidenciales para reportar abuso y acoso sexual, que han sido anunciados públicamente en sus penales también en español. A partir de junio de 2016 en las cárceles hay carteles y publicaciones en inglés y español, sobre cómo denunciar el abuso.
La Oficina de ICE en Nueva York no se refirió a las denuncias.
Rafael Espinal, concejal dominicano, criticó duramente los hallazgos denunciados por el programa de visita de cárceles del Consulado Dominicano, y aseguró que todas las personas en el sistema penitenciario deben ser tratadas con dignidad y respeto hacia sus derechos humanos.
“Las acusaciones de que reclusos dominicanos han sido abusados en nuestras cárceles son repugnantes e inaceptables”, dijo el político, invitando a que las víctimas en los penales y centros de detención no se queden calladas. “Nadie debe temer presentar estas acusaciones y siempre debe decir la verdad cuando se han producido abusos”.
Otro concejal dominicano, Ydanis Rodríguez, aseguró también que las denuncias recogidas por el consul Castillo sirven para hacer justicia y para que otros reclusos reporten los atropellos. “Es unsecreto a voces que ha sido denunciado por décadas el abuso en el que se desenvuelven trabajadores en algunas cárceles federales, lo mismo que ocurría en Rikers Island, que es una cultura desarrollada e incentivada por personas desde adentro de esas cárceles, y especialmente con personas detenidas por asuntos de inmigración en sitios donde por décadas hemos estado denunciando que se cometen abusos”, dijo el concejal.
Rodríguez resaltó que la ley de las prisiones municipales que ordena tener en un lugar visible el acta de los derechos de los reclusos debe ser también una ordenanza federal. “Tienen que hacer la denuncia en el anonimato o a través de un familiar o contactar a alguna institución porque no podemos permitir que esos abusos pasen en ningún establecimiento ya sea federal, del estado o de la Ciudad”.
El concejal destacó que aunque la reforma a la justicia penal que promovió la presidenta del Concejo Melissa Mark-Viverito ya ha creado varios cambios en las instituciones locales, todavía queda un camino muy largo para garantizar que no haya atropellos ni violaciones en las prisiones.
“Es una lucha que sabemos que no va a parar porque lamentablemente Estados Unidos es la nación con más personas en las cárceles y tenemos un mal que no se cura con una aspirina”, concluyó.
Detenidos dominicanos en cifras:
  • 8,000 a 20,000 dominicanos presos se estima que hay en Nueva York, Nueva Jersey, Pensilvania y Connecticut.
  • 1,734 dominicanos están privados de la libertad en centros de ICE
  • 20 denuncias de violaciones a derechos humanos de dominicanos ha documentado el consulado en cárceles y centros de detención.
  • 700 dominicanos han sido repatriados en los últimos 8 meses.
  • 70 dominicanos regresaron en las últimas semanas.
Dónde denunciar
  • (212) 768 24 80 ext 1004
ElDiario/FB
Share on Google Plus

About El caminante

0 comentarios:

Publicar un comentario